EDITORIAL: AFRICA CUNA DE LA HUMANIDAD. AFRODESCENDIENTES SOMOS TODOS.

África es el continente que cuenta con la más impresionante historia que podamos conocer en el mundo, sólo equiparable a la Historia de Asia. Es un continente en el que los egipcios ya tuvieron una época de dominación, y posteriormente han vivido épocas y siglos convulsos por la colonización de países europeos, y las independencias de los mismos.
 
África está considerada como el continente donde nacieron los seres humanos, el origen de todo, el continente en el que se dieron lugar los primeros seres humanos, el homo sapiens, hace más de 190,000 años. Desde entonces varias han sido las civilizaciones que han pasado o que han estado asentadas en la región, destacar los egipcios, los primeros de todos ellos, con el imperio formado alrededor del Río Nilo, después los fenicios, los romanos, los árabes… y finalmente la época de la colonización de África.
 
Alrededor del 600 a.C los fenicios ya recorrieron costeando todo el continente africano, desde el Mediterráneo hasta el Índico, con una importancia del comercio en la región que en los primeros años de nuestra era alcanzó sus cotas más altas, con la trata de oro, de marfil, de animales salvajes que viajaban fundamentalmente a Roma al Coliseum, así como con la trata de esclavos. El nombre de África proviene de esta época, cuando los romanos la bautizan así.
 
En el Siglo VII son los árabes los que conquistan el continente, fundamentalmente en norte, ruta a través de la cual llegan a Europa a principios del Siglo VIII, es cuando este continente queda partido en dos, el norte islámico y el sur.
 
Durante el Siglo XV hasta el XIX se van formando las fronteras de los países que conocemos hoy día, el Reino del Congo, la República del Congo, Angola, Camerún, Nigeria, Niger, Chad, todos estos países van formándose, algunos de ellos por la acción autóctona, otros por las colonizaciones de países como Alemania u Holanda, en Tanzania, o en Sudáfrica; Bélgica en el Congo; Portugal en países como Angola o Mozambique, o el Reino Unido en Kenya o Sudáfrica también, sin olvidar el norte de África y la acción de España.
 
África era un continente que había sido repartido por los países europeos, un continente que contaba con zonas de Italia, de Alemania, de Reino unido, de Holanda, de España, de Bélgica, de Portugal… todos ellos se habían repartido el continente, una colonización que en el Siglo XIX tuvo su máxima extensión, y que vio como después de la I Guerra Mundial se asentaba aún más, si bien también durante el Siglo XX comenzó el proceso de descolonización, que acabó con el dominio europeo en África.
 
Tras la II Guerra Mundial, África sólo contaba con cuatro países independientes, Liberia, Egipto, Etiopía y Sudáfrica, pero es en este momento cuando las independencias comienzan a sucederse en cascada, Libia rompió el hielo, separándose de Italia en 1951 con el auspicio de la ONU, después vino Ghana, y el resto de países africanos comprendió que era su momento, y en los 30 años siguientes se independizaron el resto de países hasta completar el mapa actual del continente, en el que se hablan más de un centenar de lenguas diferentes, y en el que cada país tiene al menos 3 idiomas, contando los dialectos.
 
Actualmente, África es el continente más pobre del mundo, la acción de los países europeos durante el siglo XIX y XX en este continente se puede considerar expolio, y lo han dejado bastante deteriorado, si bien su clima, sus paisajes, su naturaleza, y sus playas están consiguiendo que el turismo sea un motor para la economía de los mismo, trayendo riqueza, y generando empleo gracias a la construcción de hoteles, de apartamentos y de infraestructuras, así como la inversión extranjera y el auge del turismo.